Saltar al contenido

Arqueología en La Contra Historia: Entrevista al arqueólogo Alberto Garín

La Contra Historia es uno de los vídeo-podcasts del historiador y periodista madrileño Fernando Diaz Villanueva que, junto a otros de sus programas como La Contra Crónica, se publican en su propio canal de Youtube, que ya cuenta con 150.000 suscriptores.

Y así como la Contra Crónica se centra más en temas de actualidad política, la Contra Historia es un programa interesante para cualquier amante de la historia porque se estructura en forma de monográficos.

A lo largo de una hora aproximadamente, Diaz se sumerge en un tema específico del pasado, a veces divagando él solo y a veces en compañía de un invitado al que entrevista.

Es el caso del capítulo que vamos a reseñar hoy, titulado “Arqueología, ¿para qué?”, donde se establece un diálogo amistoso con el arqueólogo Alberto Garín, afincado en Guatemala.

A Fernando Díaz, especializado en historia contemporánea, no le gustaba la arqueología mientras estudiaba su licenciatura.

Al principio le parecía un trabajo “de contables”, de tipos que se dedicaban a clasificar piezas halladas en excavaciones, las metían en una bolsita y les pegaban una etiqueta.  

Sin embargo, según cuenta él mismo, finalmente le cogió el gusto con los años, cuando la estudió de manera autodidacta y descubrió la utilidad de la disciplina más allá de las películas de Indiana Jones y los templos perdidos en Egipto.

Lo mismo te puede pasar a ti. En este episodio de la Contra Historia podrás aprender de la mano de un auténtico sabio en la materia como Alberto Garín algunas curiosidades, como por ejemplo…

Definición de arqueología

Garín habla de la arqueología no como una ciencia, sino como una técnica para investigar las épocas de la historia donde no existen documentos históricos.

Por lo tanto, define la arqueología como la técnica histórica que estudia la cultura material, es decir, todos aquellos objetos fabricados por los seres humanos.

La arqueología trata de hacer historia, no con documentos, aunque el arqueólogo debe comprender la cultura intelectual, sino con elementos físicos.

Etimología de arqueología y desde cuándo existe

La palabra “arqueología” viene del griego archaîos (ἀρχαῖος) que significa antiguo, viejo y de logos (en griego λóγος), conocimiento. Traducido sería algo así como la ciencia de lo viejo

Si hay un punto de partida de la disciplina es el descubrimiento de Pompeya en el siglo XVIII, es el momento cuando comienza en el interés por preguntar a los restos del pasado sobre cómo vivía antes la gente.

Aquello había quedado cubierto por la ceniza del Besuvio. Por aquel entonces reinaba Carlos VII de Nápoles, que después sería Carlos III de España. Llevaba idea de construir un palacio y se encontró con la ciudad soterrada.

Siendo una técnica histórica, la arqueología es la más joven de las técnicas históricas .

A pesar de que estudia los tiempos antiguos de la humanidad, que la historia de la humanidad sea tan antigua es algo que se ha descubierto muy recientemente en términos históricos.

Antes incluso pensadores renacentistas tan influyentes como Leonardo Da Vinci o Galileo Galilei no se plantaban que la tierra tuviese más de 4.000 años. Se usaban cuentas bíblicas, cuando en realidad el planeta tiene 4.000 millones de años.

La arqueología tiene un siglo de existencia, siglo y medio a lo sumo.

¿Es imprescindible ser historiador para ser arqueólogo?

Para ser arqueólogo no hace falta ser historiador previamente, aunque es oportuno, pero por ejemplo un antropólogo también puede ser arqueólogo si se prepara bien.

El arqueólogo tiene que hacer historia una vez descubre los materiales. De hecho, un resto de cerámica o un busto romano no valen nada sacados del entorno donde han sido hallados.

Indiana Jones existió en realidad

Bueno, en realidad no literalmente. Pero sí es cierto que el personaje está inspirado en el arqueólogo Hiram Bingham, que siempre iba con el icónico sombrero.

Este arqueólogo perteneció a la misma época que los Carter o los Shlimann, la edad de oro de la arqueología.

Sadam Hussein reconstruyó Babilonia

El dictador Sadam Hussein, asesinado en 2006 tras la guerra de Irak, reconstruyó la antigua ciudad de Babilonia, cuna de la civilización.

Durante su mandato ya en los años ochenta, Hussein trató de entroncar su régimen político con la histórica Mesopotamia a raíz de su obsesión con el gobernante Nabucodonosor.

Para eso, entre otras lindezas, Sadam arrasó el pueblo de Qawarish, que entonces ocupaba ese espacio junto al río Tigris, y mandó construirse un gran palacio particular.

Estratigrafía y matriz de Harris para reconstruir el pasado

En una excavación arqueológica, ¿cómo puede haber tantos estratos uno encima del otro?

Con el paso del tiempo, las capas se han ido acumulando de manera natural, por el transcurso de un río o una erupción volcánica, o también por la acción humana.

Muchas veces los seres humanos construimos encima de lo previo porque es más cómodo que retirar los materiales que estaban antes.

Y eso es justo lo que nos da a los arqueólogos la posibilidad de, por medio de técnicas de estratigrafía, reconstruir el pasado de ese lugar.

Ahí es donde entra la matriz de Harris, un sistema numérico por capas en el cual el número más bajo (1) es el estrato más antiguo y a partir de ahí se van posando los estratos más nuevos. 

Según Alberto Garín, si no sabes hacer estratigrafía, eres un mal arqueólogo.

En definitiva, curiosidades como estas y muchas más son las que vas a poder aprender escuchando este episodio de La Contra Historia.

¡Recomendadísimo!